viernes, 29 de noviembre de 2013

Llegó el frío para quedarse...

Lovely

Soy el yeti!

- Todas estas mañanas de camino al trabajo me han acompañado LA PARKA y mi nueva bufanda abuelil (calentita 100%, fue amor a primera vista y luego ví que la tenían "todas" las bloggers), está siendo un boom porque no sé a cuantas personas se la he visto ya!!
- Se me ha "pegado" la canción de Café Quijano con Sabina, "No tienes corazón".





- Hoy me ha dicho un cliente que llevaba 58 años con su mujer y que la enterró el martes :S el amor incondicional y la pérdida...
- Me ha llegado un abrigo que compré por internet, color terracota :)
- Esto para tod@s los que preguntan para cuándo los niños jejejeje


- Vistos los capítulos  4x05 y 4x06 de Walking dead... ¿seguís esta serie?
- Me lo paso pipa respondiendo a las preguntas de "Yo, el libro de tu vida". 
- Necesito jerseys, ya he fichado algunos!
- Ya tengo mis productos de Oriflame del catálogo 16.
- El otro día inauguramos la temporada del chocolate caliente (en casa, con porras).
- Pensando en los regalos de Navidad, ya tengo algunos.
- Voy a hacer con las compis del trabajo una quedada navideña con amigo invisible incluído. 
- Todas las tardes me bajo a mi "rinconcito de trabajo" al lado de la calefacción, le estoy dando buen uso.

lunes, 25 de noviembre de 2013

No te hagas líos...




“No te hagas líos. Nada importa demasiado si la salud no está. Si crees que tu vida no pasa por su mejor momento, si te crees con derecho a enfadarte, frustrarte o deprimirte, date una vueltecita por cualquier uci. Allí donde urge lo importante e importa lo urgente. Allí donde el día y la noche los marca cualquier cosa menos la salida y puesta del sol. Es un paseo, seguro que tienes alguna cerca. Yo tengo una justo al lado de casa. Vas, visitas a las familias que allí se encuentran, y hablas con ellas. Que te cuenten su drama, lo que están viviendo y lo que darían por dejar de vivirlo. Y luego me cuentas.
Nos creemos importantes hasta que algo o alguien nos manda a un hospital. Igualador de vanidades, antesala de nuestro principio y de nuestro fin. El hotel de los dolores mudos. La residencia del gemido que nadie quiere escuchar. Si te crees con derecho a estar mal es porque no lo has estado de verdad. Si nunca has pasado una noche en urgencias, aún no sabes lo que es sufrir.
Siempre he pensado que el amor de tu vida se esconde tras la salud, y no se le ve hasta que ésta se quita de en medio. Tu media naranja jamás será la que exprimas sobre el catre de la pasión y el desenfreno. De esas encontrarás muchas, o al menos eso espero, por tu propio bien. Pero la mujer o el hombre de tu vida será sólo aquél o aquélla a quien le digas un día «llévame al hospital». Todo lo demás, se puede pagar. Visto así, igual deberíamos casarnos todos con putas o con taxistas. O igual es que todos somos un poco putas y un poco taxistas, también.
No te hagas líos. Cuando dejamos de ser estupendos estamos más cerca de los que estaban tan cerca que ni los veíamos, y aleja a los que ya estaban lejos, pero los creíamos ver. La enfermedad grave, un gran detector de mentiras que encima suele llegar demasiado tarde, o demasiado pronto.
Así es la salud, ese bien de preciada ausencia, pues sólo se valora cuando ya se perdió.
Y es que somos lo que cuidamos. La debilidad de un cuerpo que necesita otro para subsistir cuantifica la dependencia de nuestro prójimo, pero también nuestro nivel de civilización. Porque son justamente los débiles los que miden nuestro grado de fortaleza. Porque son los que se hacen pequeños los que nos pueden hacer sentir grandes. Cómo tratamos a los dependientes. A los ancianos. A los enfermos. A los niños. Cuanto mejor los cuidemos, más lejos estaremos de la barbarie y la sinrazón.
Por eso me parece impresentable que algunos se empeñen en convertir la cuestión sanitaria o de la dependencia en un problema de cartera.
“No te hagas líos. No es una política más. Es la única política que siempre debería existir, incluso a falta de todo el dinero del mundo, así tuviéramos que prescindir de todo lo demás. Pero la sanidad no. La sanidad es innegociable. Para éste y para todos los gobiernos que vengan. Oiga, la vida está por encima de usted y de sus cuatro míseros años de mandato. Si no hay vida, no hay nada. Así que métase los recortes entre su culo y el cuero de su coche oficial. Pero la sanidad ni tocarla. Que si nos morimos por un recorte, entonces ya no nos morimos, sino que usted nos está matando. Y habrá que juzgarlo como lo que usted es. Un genocida.
No admito que me vengan con eufemismos. Privatizar la gestión significa echar gente a la calle. Y así nos luce el pelo. Ciudades inundadas de mareas blancas que desean trabajar mientras sus centros de salud acumulan listas de espera con pacientes que no pueden permitirse el lujo de convertirse en clientes. Recortes descarnados que acaban blandiendo hachas donde deberían usar bisturí. Y mira que te lo dice un orgulloso hijo de médico de centro público. Y aun así, resignado cliente de la privada.
En la antigua China, los médicos cobraban sus honorarios sólo mientras la población estuviese sana, y dejaban de cobrar en cuanto ésta enfermaba o sufría algún tipo de epidemia. Creo que deberíamos empezar a aplicarlo con los políticos. Descontarles de su sueldo todos y cada uno de los días que los pacientes de este país pasan esperando a que alguien les cure.
De ese modo, la cuestión de la sanidad pública no ganaría en simplicidad.
Pero sí en urgencia.”

Risto Mejide

Artículo publicado el domingo,  24 de Noviembre de 2013 en ElPeriódico.com

viernes, 22 de noviembre de 2013

Así soy...




"Soy una mercenaria, trabajo por dinero"

Frase que he cogido prestada de uno de mis jefes jajajaja :)

jueves, 21 de noviembre de 2013

Empieza el juego...


 




Empieza el juego, quien no haya llegado ya no juega. Se precisan 1000 puntos. El primer clasificado ganará un carro blindado nuevo. Menuda suerte. Cada día leeremos la clasificación por ese altavoz de allí, al último clasificado le colgaremos un cartel que dirá: Asno. Aquí en la espalda. Nosotros estamos en el equipo de los súper malos que gritan sin cesar, quien tenga miedo pierde puntos. En tres casos se pierden todos los puntos: los pierden, uno, los que empiezan a llorar, dos, los que quieren ver a su mamá, tres, los que tienen hambre y piden la merienda. ¡Nada de eso! Es muy fácil perder puntos, porque hay hambre. Yo mismo ayer perdí 40 puntos porque no pude aguantar y pedí un panecillo de mermelada. De albaricoque. Y él de fresa. Y nada de chucherías porque nosotros nos os vamos a dar, nos las comemos todas nosotros. Yo ayer me comí 20. Me duele la barriga. Pero estaban buenas. Os lo aseguro. Perdonad que me vaya enseguida pero estamos jugando al escondite y sino me tocará parar.

Extraído de la película "La vida es bella"

domingo, 17 de noviembre de 2013

Resumiendo...


- Me llegaron dos nuevos libros de Espasa


- Este viernes pasado día 15 comí con mi madre y hermana en Lizarran, yo me cogí croquetas ibéricas, huevos rotos con gulas y langostinos (me encanta).
- Tras la comida estuvimos de compras en Rituals (varillas Hammam para el salón y para nuestra habitación), Natura (placa metálica) y Tiger (felpudo moustache, caja con abecedario de sellos, goma moustache, taza...)







- Viernes noche: pizza wok y crostinis :)


- Sábado 16: Por la mañana en Ikea (compro mesa y flexo para montarme un rinconcito como el de la imagen, al lado del radiador de la habitación). Luego de compras por el ctro comercial de Puerto Venecia (pijama en Oysho, hub de usb) y por la tarde tras ir al supermercado a llenar la nevera nos acercamos a Grancasa para comprar un monitor para el pc de sobremesa y alguna cosa más de informática.



- Sábado noche: Cena en la bodega de mis padres celebrando el cumple de mi padre.
- Hoy domingo relax y día casero que con el frío que hace no apetece salir, he hecho un pedido online de un jersey beige con lentejuelas


- He visto este anuncio de Volvo y he flipado tanto con Van Damme, ¿qué os parece?



- Os enseño el plato que comí la semana pasada con mis compis a la salida del curro.


- Esta semana se me ha pegado la canción "Mirando al cielo" de Huecco. Os dejo el vídeo (aunque es triste)


domingo, 10 de noviembre de 2013

Resumiendo...



Peliculón!!!

Gran frase...

Horror :(

De verdad se va a poner esto de moda???





- La semana pasada vimos 4 películas en el finde, os hablé de dos; las otras fueron "Mostruos S.A" y "La lista de Schindler".
- Clientes molones que saben que te apasiona el tema del Holocausto y te llevan películas al trabajo (Sophie Scholl. Los últimos días)
- Parece que se pone de moda salir en camisón a la calle, lo que me recuerda a una canción que me cantaba mi madre de pequeña: "Pepa tiene un camisón que baila solo una danza, le hace chiquita la panza cuando aprieta el cinturón..."
- Este viernes pasado a la salida del curro estuve comiendo con mis compis, un arroz con gambas y setas riquísimo; lo mejor no fue el plato sino las risas que tuvimos :)
- Ayer estuvimos por Plaza: Cogimos varios libros en la Fnac, entre ellos el que os enseño en el vídeo que voy a empezar en breves y me compré una camiseta con coderas en forma de corazón en una tienda que han abierto nueva, "Double Agent". Después cena con Paula, Javier, Gonzalo, Sivia, Julia y nosotros en Wok Garden :) 
- Tras ojear un folleto de Tiger, ya tengo una lista de las cosas que quiero comprar.
- Tengo en mente algún cambio decorativo, quizás añada en mi habitación un pequeño espacio de trabajo. 
- Seguimos viendo capítulos de New girl, me hace reír mucho.
- Esta semana me llegaron dos pedidos de Chicfy.
- He vuelto a hacer limpieza de armarios.

martes, 5 de noviembre de 2013

Putas, chulos y ayuntamientos (Pérez Reverte)


Nunca fui muy de putas. Y sigo sin serlo. Eso no es obstáculo para que en otros tiempos azarosos las tratara bastante. Las putas y su ambiente era un territorio por el que te movías a menudo con los compañeros, entre otras cosas porque tras una dura jornada laboral en Yamena, Managua, Beirut o Sarajevo, con los malos -a ese nivel nunca había buenos- pegándote cebollazos, al llegar la noche había pocas posibilidades de que la marquesa Casati te invitara a tomar el té en su residencia del lago de Como. Quiero decir que conozco el percal: estoy en el mundo, tengo amigos y recuerdos. De cuando, siendo joven plumilla, iba a escuchar al Príncipe Gitano -Cariño de legionario y todo eso- en un club de la Gran Vía de Madrid, o del año que pasé frecuentando el cabaret de Pepe el Bolígrafo en El Aaiún, por citar dos casos, data mi afectuoso conocimiento de aquellas putas estilo franquista, con traje de noche, que te llamaban niño e hijo mío mientras vaciaban sus copas en el cubo del hielo. Del nuevo estilo puticlub y polvete ucraniano tengo menos información, aunque lo imagino. Y cuando en Madrid paso por la calle Montera, el paisanaje salta a la vista. Tengo datos, vamos. Motivos para rajar.

Las ordenanzas municipales más recientes, tanto en Madrid como en otros lugares de España, tienden a combatir la prostitución acosando al cliente: multa al que pillen arrimándose a una lumi. Un padre de familia al que apetezca darse un homenaje puede ver enturbiada su pequeña fiesta por un guardia que levante acta. Eso tiene sus peligros, claro. Uno es acabar como en Estados Unidos, joya de la hipocresía sexual, donde te acercas a una señora, preguntas cuánto y te pone las esposas porque es una policía camuflada. Imaginen, conociendo este país, lo que puede ocurrir cuando la necesidad apriete a los ayuntamientos: todos los guardias a la calle, vestidos de putas y de chaperos, a recaudar como locos. El descojone.

La prostitución, masculina o femenina, es vieja como el mundo. No habrá quien la erradique mientras existan hambre, miseria o ambición, y haya de por medio un cuerpo atractivo para negociar precio y asunto. Lo demás son milongas, fariseísmos oficiales y charlatanería de imbéciles que excretan agua bendita. La única opción realista sería legalizar el uso del propio chichi, o equivalentes, cuando es acto deliberado y voluntario. Eso se hace en países serios de Europa, con resultados razonables; y es la única forma de que una actividad inevitable se realice con garantías sanitarias y legales, en un marco de derechos y libertades de la gente metida en el ajo, propio de una sociedad inteligente y avanzada.
Utilizar al cliente como cabeza de turco o chivo recaudatorio es injusto, e inútil. Tampoco la prostituta, cuando ejerce de su grado, debería ser molestada por ello, sino protegida y garantizados sus derechos y su salud. En quien debería centrarse el rigor de una sociedad decente y segura de sí, es en el proxeneta: el canalla que manipula, extorsiona y explota, lucrándose con la miseria, el miedo, la necesidad. Ahí es donde las ordenanzas municipales y la Justicia deberían actuar, severísimas. Y es lo que no ocurre. Aparte los proxenetas nacionales, que abundan, el buenismo estúpido que aquí legisla en lugar de la razón práctica, el coladero de nuestras leyes, convierten a España en paraíso de los que acuden frotándose las manos. Quien esclaviza a mujeres u hombres, si no tiene otras cuentas pendientes, está en la calle al poco tiempo, sin problemas. También ellos merecen una oportunidad, se argumenta. Arrepentimiento y tal. Reinserción social. Mientras te preguntas, boquiabierto, cómo se reinserta un animal con tatuajes hasta en el ciruelo, con antecedentes policiales en más de media Europa hasta que, para su felicidad y confort, acabó instalándose en este país de gilipollas llamado España.
Y prepárense. Si Eurovegas -proyecto quizá necesario por otras razones- acaba instalándose aquí, el efecto llamada será formidable. Vendrá gentuza a chorros, y con ella proxenetas y redes de prostitución de todo nivel y pelaje. Y esta España nuestra, ambigua, irreal, llena de complejos, no está preparada para cierta clase de desafíos. Las leyes, el deficiente ejercicio de la justicia, la falta de reacción oficial ante cierta clase de violencias, son un juego de niños para esa tropa acostumbrada a lidiar en lugares mucho más broncos. Se harán los amos, sin duda. Delincuentes en general y proxenetas en particular. Y mientras, los policías municipales, en nombre de la moral y la decencia pública, multarán al pobre diablo al que pillen hablando con la infeliz mujer de la esquina.    

XLSemanal - 04/11/2013  Arturo Pérez Reverte


Y si os sabe a poco, aquí os dejo la genial entrevista que le hizo Jordi Évole para su programa Salvados. Verdades como puños, ¿por qué no habrá más gente que piense como él?
Tenéis que verlo!!
 


sábado, 2 de noviembre de 2013

Nuestro Halloween particular...


Está cundiendo mucho este finde largo de Todos los Santos o Halloween.
La noche del jueves al viernes y tras una jornada de trabajo celebramos nuestro Halloween particular yendo a cenar un menú terroríficamente rico a Udon, en Puerto Venecia y os voy a mostrar lo que cenamos:

Spicy rolls

Tempura de verduras

Nabeyaki udon

Seafood yaki udon

Cenando en Udon, 31.10.13

Ginger cheesecake

La verdad que nos encantó todo pero sobre todo el postre, la foto no le hace justicia a lo bueno que estaba :)



El viernes estuvimos por la tarde en Verdecora, ya está decorado todo de Navidad (árboles, belenes, etc...), picamos algo en 100 Montaditos y acabamos la noche viendo en casa "Monstruos University" junto a un bol de palomitas.

Mike Wazowski y James P. Sullivan son amigos inseparables, pero no fue siempre así. Cuando se conocieron en la Universidad, no se podían soportar, pero acabaron superando sus diferencias y se convirtieron en los mejores amigos. Precuela de la exitosa "Monstruos, S.A."




Y esta mañana estuvimos en el supermercado haciendo la compra y después de comer hemos visto "Pacific Rim" de Guillermo del Toro, que os la recomiendo totalmente.
Era reticente a verla pero ha estado genial, a destacar la aparición de Santiago Segura y Ron Perlman (Mi Hellboyyy!!).

Cuando legiones de monstruosas criaturas, denominadas Kaiju, comienzan a salir del mar, se inicia una guerra que acabará con millones de vidas y que consumirá los recursos de la humanidad durante interminables años. Para combatir a los Kaiju gigantes diseñan un tipo especial de arma: enormes robots, llamados Jaegers, que son controlados simultáneamente por dos pilotos cuyas mentes están bloqueadas en un puente neural. Pero incluso los Jaegers proporcionan poca defensa ante los incansables Kaiju. A punto de la derrota, las fuerzas que defienden a la humanidad no tienen otra elección que recurrir a dos insólitos héroes: un ex piloto acabado (Charlie Hunnam) y un aprendiz que todavía no se ha puesto a prueba (Rinko Kikuchi). Ambos se unen para traer a un legendario pero al parecer obsoleto Jaeger del pasado. Juntos, son la última esperanza de la humanidad frente al Apocalipsis que se avecina.