miércoles, 9 de marzo de 2011

Para reflexionar...


Un día, Diógenes estaba comiendo un plato de lentejas, sentado en el umbral de una casa cualquiera. No había ningún alimento en toda Atenas más barato que el guiso de lentejas. Comer guiso de lentejas significaba que te encontrabas en una situación de máxima precariedad.
Pasó un ministro del Emperador y le dijo:
-¡Ay, Diógenes! Si aprendieras a ser más sumiso y adular un poco más al Emperador, no tendrías que comer lentejas.
Diógenes dejó de comer, levantó la vista y, mirando intensamente al acaudalado interlocutor, contestó:
-Ay de ti, hermano. Si aprendieras a comer lentejas, no tendrías que ser sumiso y adular tanto al Emperador.

18 comentarios:

alcorze

Muy buena reflexión. Siempre he preferido tener que comer lentejas (que bien ricas están por cierto) a tener que adular al emperador de turno.

Nuria

Yo me quedo con la frase final de Diógenes pero por lo que vemos a través de prensa y tv y en nuestro entorno son muchos los que prefieren ser sumisos.
Una buena reflexión para esta tarde de miércoles.
Besossssssss

Dss

Y cuanta razon tiene!!!
Nunca habia leido este fragmento!
Pero me ha gustado!

bss!

Maeva

Con las propiedades que tienen las lentejas y lo buenas que son...

Yo también prefiero ser como Diógenes, así me va...

un beso Duna!!

Mafalda

las lentejas están muy buenas y son muy sanas jeje. Diógenes sí que sabía. Un beso Duna

Pilar

Muchas veces se renuncia al plato de lentejas a cambio de favores futuros que tal vez no lleguen nunca a pesar de rebajarse ante otro que se considera más poderoso.

Hay más tráfico de influencias de lo que imaginamos, lo malo es que en alguna ocasión dudamos y pensamos demasiado en eso de que SIEMPRE ES BUENO TENER PADRINOS o A QUIEN A BUEN ÁRBOL SE ARRIMA, BUENA SOMBRA LE COBIJA.

A veces somos patéticos.

JL

Muy bueno, tenemos que aprender la lección. Tiene mucho de integridad el comportamiento de Diógenes.

Un beso

Vane

Completamente de acuerdo con Diógenes :-)

Van

Que gran verdad!!! Diógenes prefería ser libre a estar bajo el yugo del emperador.

Este texto me recuerda que en la vida hay que ser un poco rebeldes, no siempre lo que la sociedad impone o demanda es lo que a uno le hace feliz. Si prefieres vivir con un plato de lentejas, mientras no hagas daño a nadie y te haga realmente feliz, es tan lícito como cualquier otra opción.

Está comprobado que la verdadera felicidad está en las pequeñas cosas, además IKEA siempre tiene razón ;).

Besotes!!!

Nisa

No lo había leído nunca!
Tiene toooda la razónnn, gracias por compartirlo ;)
un beso!

PequeñoLins

Muy bueno, si señor.....
Besos

Yania

Que buen texto! Lo conocia pero la verdad me hizo mucha gracia recordarlo. ;)


Que gran verdad... Yo desde luego que preferiria comer lentejas el resto de mi vida. ;)

Un besito!

Duna

Alcorze: Y tanto... yo también lo prefiero ;)

Nuria: Está claro que hay mucha gente que prefiere ser sumisa y llevar buenos trajes, buenos coches y un montón de cosas buenas.., esas cosas nos dan la felicidad a costa de adular a otros?
Sinceramente creo que hay mejores formas (para mí) de ser felices o de intentar alcanzar nuestra felicidad.

Dss: Es un buen texto para reflexionar y no encontré mejor frase que la de la foto, el eslogan de Ikea jeje.

Maeva: Yo también prefiero pensar como Diógenes en este ejemplo, no sé si me irá mejor o peor pero me gusta ser fiel a lo que pienso, a mis principios.

Mafalda: Sí, muy sanas y muy ricas, más de un@ debería empezar a apreciarlas jeje.

Pilar: Tienes mucha razón, yo soy mucho de refranes, ya sabes "El que tiene padrino, se bautiza". Un saludo

Duna

JL: Sí, en este caso es un buen ejemplo, me gustó tanto que decidí compartirlo para reflexionar.

Vane: Y que much@s no sepan comer lentejas... da que pensar verdad? Un besote

Van: Por eso utilicé el eslogan de Ikea para acompañar al texto, no encontré nada que le fuera mejor jeje, tiene tanta razón...

Nisa: De nada, en cuanto lo leí supe que sería un post, me parece muy buena reflexión! Besos

PequeñoLins: Me alegro que te guste ;)

Yania: Yo conocí el texto hace unos días y me encantó!!

Rose

Duna, Diógenes ya de ya un Dios absoluto. Me encanta su reflexión, hoy en día en que la sociedad está dormida literalmente, ésta cobra mayor sentido, eh? La integridad, buff, que lejano suena eso, verdad, y la dignidad. Pero desde luego mucho mejor como Diógenes comer solo lentejas y mantener una coherencia a lamer determinados traseros para comerse un solomillo previamente manoseado. Me encanta, gracias Duna.

Virginia

Cada uno tiene sus prioridades en la vida, ¿verdad? Diógenes, un tipo inteligente y digno.
Un beso.

La Vibo

Muy buena reflexión!!

Me sonaba algo, pero nunca la había oido entera y bien!

Yo prefiero comer lentejas, la verdad!

Me gustan mucho estos post! Cortos pero intensos, jejeje

Besitos!

Duna

Rose: Sí, es una buena reflexión y como yo pensarás que muchos deberían aprender a comer lentejas verdad? Besos

Virginia: Pues sí, no puedo estar más de acuerdo, la vida es cuestión de prioridades y ahí demostramos cómo somos, en la prioridad que damos a cada una de las cosas. Un saludo

La Vibo: Un post breve e intenso como dices, no hacen falta más palabras que las que dijo Diógenes para poder reflexionar. Un beso