sábado, 25 de agosto de 2012

Sábado 11/08: Bérgamo y regreso

El maquillaje

Otra perspectiva del Duomo

Carpe diem!

Nuestras últimas horas por la ciudad fueron para ultimar las compras y ver algún otro rincón antes de ir al aeropuerto que en una hora y media nos devolvería de vuelta a Zaragoza, la cual nos recibiría con 40 y pico grados (jejeje).

Y para finalizar os dejo un monólogo de Santi Rodríguez sobre los vuelos, con el que no he podido dejar de reírme:


 

4 comentarios:

Nuria

Un shock esa vuelta a la realidad de los más de 40º en Zaragoza...
Un viaje muy bien aprovechado y en el que habéis disfrutado mucho; nosotros también disfrutamos mucho leyendo tus crónicas y viendo las fotos que las acompañan.
Un besito

SOL

De esa imágen tan bonita del lago Como que se te ve tan feliz y los 40 y pico de Zaragoza hay un antes y un después, jejeje.
Me ha gustado mucho vuestro viajecito con reportaje fotográfico.
En la entrada anterior con las palomas estás pa comerte;)
MUACKKKKKK!

Ah! el vídeo muy gracioso;)

Rose

Duna, tengo que ponerme al día, pero me encantan tus imágenes, todas, sobre todo esa sensación de libertad ante el lago... qué maravilla.
Un besote y desde luego esos 40º dan miedo.
Besos

Anónimo

Jajaja...... que bueno el monologo del frutero.ha estado genial!!!!!. Como no dejan llevar catapultas en avion, si es algo tan normal, jajaja.....y lo del mochuelo........aun sigo riendome :)