sábado, 25 de enero de 2014

Concédete un día Slow...



- Al levantarte dedícate un tiempo a desayunar tranquilo y visionar el día que tienes por delante.  
- Practica un hobbie sosegado.. Pescar, pintar, plantar; pero trata de hacer una sola cosa a la vez.
- Come despacio. Disfruta de la soledad o de una conversación si estas con más gente.  
- Haz una siesta y tómate una hora extra en la cama, te lo mereces.  
- Escribe cualquier cosa. Sumérgete en el día que has tenido  
- Sal de casa y practica el noble arte del dolce far niente. Lee un periódico, observa las fachadas..
- Cena un menú con alto contenido en frutas y verduras.   
- Lee un libro en la cama, abandónate a tus pensamientos y fluye.

Extraído de movimientoslow.com 

3 comentarios:

Tristán Howlett.

ya me gustaría ya, pero que me diga el autor de esto como se puede hacer eso con dos hijos, una de 9 años y otro aborrescente que están todo el día a la greña Te lo juro que esta tarde trabajo y estoy desenado entrar para dejar de oirlos arghhhh

Anónimo

Tu Duna ya lo has puesto en practica o lo tienes pensado hacer???

Duna

Tristán Howlett: Hijos, divino tesoro jejeje. Por lo menos eres sincero y lo dices ;) necesitas un día slowww. Besos

Anónimo: Ya lo he puesto en práctica, este finde está siendo slow total :)

Gracias por vuestros comentarios!!