domingo, 21 de septiembre de 2014

Día 8: C.C Wien Mitte y regreso a Zaragoza


Nuestro último día en Viena lo aprovechamos para visitar el centro comercial Wien Mitte y algunas de sus tiendas y para comer en un restaurante chino que nos encantó. 
Y también para degustar algún dulce de esos tan ricos que había a cada paso (#golosamodoON)
 
Rollitos picantes y sopa

Pato con salsa y acompañamiento
Salmón con salsa teriyaki y verduritas
Después de comer fuimos con el S7 hacia el aeropuerto, últimas compras de recuerdos y a coger el vuelo que nos llevaría a Barcelona y de allí en AVE a Zaragoza.

Vagón silencioso (Schhh)

Feliz tras el viaje
El viaje toca a su fin, aunque iba recelosa a Viena volví enamorada, un viaje que os recomiendo sin duda.
Próxima y última entrada del viaje: Curiosidades y compras de Viena.

PD: Se me acumulan las entradas; tengo que enseñar algunas compras que he hecho (americana verde militar, cascos rosa baby, compras Ikea, pijama super calentito con orejas de oso #locatotal), la cena de este viernes en casa de mi hermana, la escapada a Valencia, el regalo lovely de una revista...

PD2: Los domingos son de plancha con Marwan y tanda de elíptica: hoy mi record, 20 minutos de ejercicio (2 km), que para cualquiera será poquísimo pero para alguien que no pasaba de 5-8 minutos porque se me cargaba la "pierna mala" es todo un logro :)
Feliz domingo (hay alguien leyéndome??)

5 comentarios:

Désirée C.

hola!
con tus entradas de los viajes, siempre me devuelves el gusanillo por viajar! Porque ultimamente parece que nunca podré viajar....
¡Mmmmm que bueno poder disfrutar de los dulces!
¡Muy guapa en la foto!
besos

Anónimo

Hola Duna

Yo creo que mucha gente lee lo que públicas y seguro que como a mi le encanta.

Muy amenas todas tus entradas sobre Viena donde explicas al detalle lo más interesante del viaje. Las fotos igualmente preciosas.
Felicidades por tus logros en la elíptica, otra muestra de tu afán de superación.

Un abrazo

Anónimo

Hola Duna,

No sé como lo haces, pero en cada entrada de tus viajes, consigues trasladarnos al lugar que visitas, es como si podríamos vivir esa experiencia con sólo leerte. GRACIAS.

Dame tu secreto con la elíptica, porque yo no consigo estar más de 10 minutos sin desear bajarme de ella, supongo que como todo en ti, es la constancia y el afán de superación, me lo tendré que aplicar.

Sigue así de preciosa y enérgica.

Y claro que te leemos, eres adicta ;).

Un abrazo
Isabel

Ropi

A mi Viena tb me encantó....Te admiro yo no aguanto ni dos minutos corriendo...y es que una se ha apegado a tener el culo en la silla...Que horrorrrrrrrrrrr!!!
publica prontoooooooooooooooo.

Besitos!

Duna

Desirée C: En Viena había unos dulces increíbles, menudas tentaciones!! Comimos muy bien, la verdad que recomiendo sin dudar este viaje y yo espero poder repetir en un futuro! Besos

Anónimo: Gracias por tus palabras, me encanta que perdáis un poco de vuestro tiempo en comentarme :)
Y me alegro que hayan gustado las entradas de Viena. Un beso

Anónimo_Isabel: Gracias por lo que me dices, me alegro que mis entradas hayan gustado.
En la elíptica empecé con pocos minutos, es cuestión de ser constante y en mi caso la primera sorprendida soy yo de poder ir aguantando cada vez más. Besos

Ropi: Yo llevo vida sedentaria, por mi trabajo y demás... me obligo a mover algo el cuerpo aunque sea 1-2 veces a la semana en la elíptica que tengo en casa. Acabo de publicarrr jejeje.