jueves, 22 de agosto de 2013

Miércoles 31.07.13 Brujas


 
De cuento... Puente de San Bonifacio

Enamorada de Brujas

Paseo en barco

Este día fue uno de los más sorprendentes del viaje, Brujas es una ciudad medieval muy bien conservada que enamora.
Visitamos la Iglesia de Notre Dame donde se encuentra la valiosa estatua de la Virgen María con el niño de Miguel Ángel.
También decansan los restos de María de Borgoña y su padre Carlos el Temerario. Ambos sepulcros son de bronce y mármol negro, con sendas esculturas yacentes de los difuntos.

La Madonna de Miguel Ángel

Sepulcros María de Borgoña y padre

Visitamos la Plaza del Burg, lugar donde se encuentra el Ayuntamiento (Stadhuis), la Basílica de la Santa Sangre (donde se encuentra la reliquia de la Santa Sangre de Cristo) y otros lugares de interés como el Palacio de Justicia...
Los canales de Brujas también transmiten algo mágico. Te transportan a otra época inevitablemente.
Visitamos el Markt, que es la plaza más importante de Brujas, la antigua plaza del mercado, llena de cafés y restaurantes. Y callejeamos encontrándonos "tesoros" a nuestro paso.

Basílica de la Santa Sangre
Un remanso de paz

Rutas a caballo

Y algunas de sus tiendas llamaron mucho nuestra atención... entre ellas
Käthe Wohlfahrt, una de las tiendas más famosas en el mundo de artesanía navideña, merece la pena adentrarse en ella :)

Nos sorprendieron muchas chocolaterías y tiendas de dulces y compramos de recuerdo una cesta de madera y speculoos para probar (galleta típica). También compramos un caballero medieval para la zona viajes de nuestra biblioteca.

 
En el número 23...

Käthe Wohlfahrt


Comimos en un sitio muy chic un menú que consistía en una Soupe de jour y de segundo yo me pedí los famosos mejillones con salsa y patatas fritas (tan conocidos en toda Bélgica y anunciados en todos los restaurantes) mientras que Óscar pedía un guiso de carne. Para finalizar una crème brulée con frutos rojos, un menú de 10!!
 
Para mí sola, 1 kg de mosselen

Minnewater, o "el paraíso"

Los cisnes

El lugar que más me gustó de Brujas es el Minnewater o Lago del Amor, muy cerquita de la estación de tren.
Lugar de remanso y paz lleno de cisnes y gente relajada paseando o leyendo...
Nos acercamos hasta el Beaterio, una reminiscencia de la Edad Media en pleno corazón de la ciudad.

No me extraña en absoluto que se conozca a Brujas como “La Venecia del Norte”.

De vuelta en tren a Bruselas fui pensando en la encantadora ciudad que dejábamos... a la llegada nos comimos sendos gofres con chocolate, qué delicia!!
la reliquia de la Santa Sangre de Cristo.
la reliquia de la Santa Sangre de Cristo.y otros lugares de interés como el Palacio de Justicia, etc..

5 comentarios:

Loqueven mis ojos

Brujas fue de mis ciudades favoritas en éste viaje.
La tienda de cositas Navideñas es la bomba y lo del kilo de mejillones yo tambien me lo zampé solita (aunque estaba embarazada y tenía excusa :-P )

Mazuchan

Bélgica es uno de esos paises que me gustaria visitar.

Me encantan las fotos, son preciosas todas.

Un beso.

Anónimo

Es cierto que parece sacado de un cuento, muy bonito. Que tal pues los famosos mejillones?? ricos??

Duna

Lo que ven mis ojos: Los mejillones también me los comí solita aunque en este caso me ayudó mi marido y aún así sobraron...
Brujas impresionante, para repetir!

Mazuchan: Gracias, si tienes oportunidad debes visitarla, tiene rincones preciosos!!

Anónimo: Los mejillones allí tan típicos estaba muy buenos, los prepararon con una salsa de limón y trocitos de algo que parecía lima y acompañados de muchasssss patatas, un paraíso vaya...

Fawn

Qué preciosa es la ciudad de Brujas *_*

Me la anoto para un futuro viaje a Bélgica ^_^

Gracias por compartir esos momentos con nosotros ;)

Besos de colores, linda!